El Valle de las Caderechas
El valle de Caderechas es un pequeño rincón, de belleza singular, situado al noroeste de La Bureba ...
Esta comarca burgalesa goza de un personal y característico paisaje. Cerrada al norte y al oeste por una elevada cresta caliza, su estructura se presenta como una gran hoya o depresión surcada por los profundos Valles de Las Caderechas.

Unos espesos bosques de quejigo, encina y pino pinaster o resinero cubren buena parte de la más quebrada parte de Las Caderechas. En su espesura encuentra refugio una variada fauna, entre la que destacan corzos, ardillas y jabalíes. Las aves rapaces, también tienen una buena representación en los abundantes riscos calizos de la zona. El resto del territorio aparece cubierto por un singular manto de árboles frutales, en especial manzanos y cerezos. Cuando estos últimos alcanzan, a mediados del mes de abril y favorecidos por un especial microclima, su plena floración, los valles de Las Caderechas se cubren de un llamativo e inigualable manto algodonoso.

... Reina una arquitectura popular que se caracteriza por el empleo mixto del entramado de madera, relleno de adobe, y de piedra. Suelen ser casas bajas de dos o tres plantas, y en todas ellas se destinan grandes espacios para almacenar la abundante fruta producida en el valle.

                                                                                                                                              Enrique del Rivero
                                                                                                                                              Rincones singulares de Burgos
"Si llegas a Las Caderechas desde la Bureba, el relieve cambia como ves, sustancialmente, haciendose mucho más movido y fragmentado. El agua, presente en la etimología de Aguas Cándidas -Aguas Blancas- y de Rucandio -Río Blanco- y a cuyo frecuente discurrir en forma de saltos o de pequeñas cataratas -en latín cataractae- deben su nombre, Las Caderechas, se hace presente por doquier y la orientación netamente cerealista del terrazgo burebano se ve aquí transformada en una dedicación tradicionalmente frutícola.

Atrás vas dejando las formas planas o suavemente acolinadas, los campos de cereal, los pueblos de llanura y de amplios horizontes. El relieve va ganado en desnivel, los cordales montañosos que el frustrado Santander-Mediterráneo va a horadar con sus túneles, se van cerrando y la carretera y el río han de hacerse camino.

La belleza de los valles, sobre todo en su eclosión primaveral de luz, de vegetación y de flores, los hace acreedores a un lugar muy especial dentro de las rutas paisajísticas de la provincia, en la que continúan siendo, no obstante, por su posición marginal, los grandes desconocidos".

José Sagredo García
Guía de Briviesca y la Bureba
...Está situado
en el extremo
noroeste de la  
Comarca
de la Bureba,
cuya capital
es Briviesca
Double click to edit
El Valle de
las Caderechas
comprende los pueblos de
Padrones,
Aguas Cándidas,
Río Quintanilla,
Hozabejas,
Rucandio,
Huéspeda,
Madrid de Caderechas,
Ojeda,
Quintanaopio,
Cantabrana,
Bentretea
y Terminón; es decir,
los pueblos situados
en los valles de
los ríos
Padrones, Rucandio
y Cantabrana.

Double click to edit..