La iglesia
Coronando el conjunto arquitectónico se halla la iglesia, situada al noroeste, a los pies de Santa Cruz. Edificio de gran volumen, para lo que es el pueblo, consta de nave principal con coro y presbiterio, y dos naves laterales, que forman cruz con la anterior. Tras el presbiterio se halla una pequeña sacristía. Frente a la entrada se halla el baptisterio, con pila bautismal en piedra arenisca. El suelo, enlosado, encierra los enterramientos que se hicieron en el recinto hasta el segundo tercio del s. XIX, cuando se abrió el cementerio actual, año 1834, según data la cruz que hay sobre la puerta de entrada.

La cercana  Igesia de Río Quintantanilla. Románica, s. XII
El templo parroquial está dedicado a San Juan Bautista. Su parte más antigua presenta similitudes con el cercano de Río Quintanilla, cuyos orígenes hay que situarlos en el s. XII. Primitivamente románico, sólo se conserva su nave central. A principios del s. XVII se le añade el presbiterio tardogótico, la sacristía de la misma hechura y las dos naves laterales que enlazan con el crucero por medio de sendos arcos de medio punto. Por la misma época se le añadieron también la espadaña, de buen porte, -cubierta en parte por el tejado de la nave central- y la escalera de caracol que da acceso al campanario.

Rocas y pequeñas cuevas de Santa-Cruz

Fachada oeste de la iglesia. Obsérvese el añadido sobre la edificación anterior románica

Double click to edit..