El camino de Castilviejo
Esta ruta comienza en el Lavadero, desde donde tomaremos la dirección de Río-Quintanilla, por la carretera de Quintanaopio. A la salida del pueblo veremos de frente el conjunto rocoso de Castilviejo, que es en principio nuestra meta.
Por tanto, seguiremos por la misma carretera hasta llegar al primer desvío a la derecha. Ahí tomaremos en camino de El Prado, con dirección a Puente-tablas. Podremos sentarnos a descansar en sus pretiles. Cincuenta metros más adelante hay una bifurcación.
¿Qué hacer? Lo primero contemplar el paisaje, que es sensacional: el cercano barrio de Quintanilla, la peña Cironte, los cerros de Río, la Peña Rubia ....
Luego, podemos hacer lo que queramos. Si continuamos todo recto, y subimos un poco para arriba. veremos la pila de Peñilla, cuya agua se emplea para regar las fincas de alrededor. Un poco más allá y para abajo, por el camino llegaremos a la iglesia románica de Quintanilla. Continuando aún más, llegaremos al barrio de Río y enlazaremos con la Ruta de la Hoz de Quintanaopio.
Pero, si como era nuestro propósito, deseamos hacer senderismo por el monte, en la bifurcación mencionada tomaremos la dirección de la derecha rumbo al norte. De este modo nos iremos adentrando poco a poco en la espesura del bosque de pinos y cada vez se nos irá haciendo más difícil el ascenso. Llegar a las rocas será un premio sólo para aquellos que no se arredran ante las dificultades.

Double click to edit..